Erase una vez el Vitara de Ferran

Accidente río Gaia Abril 2018
Nos cuenta Ferrán que como hace casi diariamente, inicio el vadeo del río Gaia por el lugar de siempre, el día era lluvioso y el Gaia llevaba no más de palmo y medio de agua, el paso es hormigonado y en caso de peligro es cerrado su paso con una cinta, en aquel momento no era peligroso, unos troncos habían quedado cruzados en el caudal formando una pequeña presa, dio la coincidencia que junto en pleno vadeo los troncos se soltaron empujando el Vitara hacia el final del hormigón donde se forma una hoya, dio tiempo de poder salir los dos ocupantes, la corriente se llevó el coche unos metros, quedando sumergido hasta el techo.
 
 
 
 
 
 
Al día siguiente Ferrán fue a ver el coche y ver cómo sacarlo, un agricultor de la zona coincidió con él y le informo que igual tardaba 1 semana en bajar el nivel, pero si quería el podía sacarlo con el tractor, así que atando una eslinga en el enganche el tractor tiro de el hasta dejarlo en terreno firme, la primera impresión al comprobar el estado fue de pena. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Decidimos lleva el coche al terreno del club y comprobar su estado real, según Ferrán el motor entro al ralentí al agua, pero posteriormente comprobamos no fue así, pero no nos anticipemos.
 
 
 
Lo primero fue comprobar el motor, se sacaron las bujías y se intentó rodar, hacia una parte de giro escupiendo cantidad de agua, no acababa de girar, también se intentó hacerlo girar tirando del coche, no se logró hacer girar el motor, Ferrán con un tubo saco toda el agua de los cilindros para poder echar aceite mientas no se sacará el motor del coche, pues había avería.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Antes de que se secara la tapicería, con una bomba de presión se limpió todo lo posible el interior del coche, en las fotos adjuntas se puede ver como estaba de barro. Posteriormente se desmontó totalmente el interior y en días sucesivos el sol se encargará de secarlo todo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Desmontaje del motor y sorpresa, como ya habíamos mencionado, quizás por el nerviosismo del momento se inundó el motor cuando estaba a altas revoluciones, el cuarto pistón tenía la biela rota y el tercer pistón torcida de tal forma que no se puede extraer por la parte superior, por lo que ya no se desmonto más, barajando la idea de sustituir el motor o repararlo, en cuanto lo sepamos seguiremos con esta historia.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Solicitud de información
Rellene el siguiente formulario para contactar con nosotros:
Nombre y Apellidos
e-mail
Teléfono
Imagen de seguridad* :


Consulta
Videos 4x4 Marruecos Mecánica Socios Próximas salidas Fotos y relatos OziExplorer Compe GPS Traks Conducción 4x4